Domingo, 26 de julio de 2015
Publicado por Verstappen @ 17:44  | Chapuzas S&B
Comentarios (0)  | Enviar

Saludos, hermanos de mano grande!

Por fin las vacaciones han hecho acto de presencia en mi vida! Mientras ultimo los detalles para pasar unos días en la vecina isla de Fuerteventura cual inglés desaforado, voy entreteniéndome con una serie de cacharrillos comprados para servirme de descanso a ratos de la preparación del Ford Escort Maxi que presentaré por aquí en breve, toda vez que el trabajo de pintura ya está hecho y tan solo resta la mecánica para su debut el próximo día 8.

Como decía, he ido comprando algún cacharrillo barato y resultón para meterle mano en los ratos de aburrimiento, y el que hoy nos ocupa es uno de ellos. La pena es que, al servirme de entretenimiento y hacerlo en su totalidad en una tarde y parte de una mañana, no he ida sacando fotos del paso a paso, y en este caso concreto es una lástima, pues ha llevado su trabajillo extra. Paso a contarles.

La que hoy nos ocupa es una carrocería de un Ford Sierra RS Cosworth de la siempre poderosa y nunca valorada Hornby. Esta venía en un estado bastante malo: sin faros delanteros ni retros, y con la pintura bastante castigada. Conservaba eso sí los cristales intactos y una bandeja de pilotos con esos cascos amarillos tan de los 80 que me encantan (por mas que siempre se los acabe cambiando, jejeje). Una búsqueda por mis menguados respuestos completó algo el lote: ejes y llantas de cinco palos de marca indefinida y una farera procedentes de otro coche que compré de desguace, este bastante irrecuperable. Me seguían faltando los faros y los retros...

La carrocería desmontada y las piezas para completarlo... alguna de ellas

Una vez desmontada y despintada la carrocería (traía una decoración que creo que es del campeonato británico de GT), me puse a completarla. Para los faros usé los laterales de una caja de CD, que con su relieve a rayas me venía que ni pintada para imitar la textura del faro. Un poco de minitaladro con lijadora y conseguí unos faros bien ajustados. Para los retros, el proceso fue más laborioso. Como dispongo de otro Sierra de hornby, este completo, me puse a examinar los retros que traía, bastante sencillos y sorprendentemente parecidos a los originales. Decidí que, armado con el poderoso minitaladro, podía reproducirlos. Es una pena no haber sacado fotos de esto, pero el resultado se observa bien en las (pocas) fotos que acompañan a este artículo: da el pego! Gui?o

Para elaborarlos, saqué del cajón de sastre una barrita de plástico procedente de una maqueta de airfix (esas barras gruesas en las que vienen sujetas las piezas). Armado de lijadora, dejé uno de los lados bien plano, dejando el contrario con su forma redondeada. Luego medí el tamaño de los retros y con la lijadora acabé de redondear las esquinas. Para fijarlo a la carrocería, le hice a cada uno de ellos un agujero (con una aguja caliente, pues no tenía una broca tan fina en el minitaladro) e inserté un trocito de una barra antivuelco de la misma maqueta que me proporcionó la barra (unAston Martin DRR9 de Airfix que tuvo mal final), con lo que ya tenía una partre que insertar en el hueco de la carrocería. Comprobé que el invento funcionaba, fijé con cianocrilato el conjunto y, una vez colocado en su sitio, apliqué al palito sobrante una punta de cuchillo caliente (si, ya sé que esas cosas se hacen con un termosellador, pero no tenía uno a mano!)para eliminar el saliente y completar el fijado a la carrocería.

Con los faros y los retros listos, fabriqué un soporte para antena lijando un trocito sobrante de la misma barrita de plástico hasta dejar un pequeño disco de plástico, que agujereé con la famosa aguja caliente antes de insertarle un pelo de escobillón y sellarlo todo con ciano de nuevo. Ya tenía todo listo, así que pasé a chapa y pintura. Como siempre, comencé por darle una buena base SPSIL blanco mate para ver como quedaban las modificaciones. Me encantó, pero como últimamente tengo una marcada tendencia al blanco en mis coches, decidí darle colores... como siempre!

Buceando un poco, pude comprobar que la mayor parte de las decoraciones de este coche en el mundial de rallyes eran variantes del blqnco-azul de Ford Motorsport (salvo una espectacular combinación roja y negra llevada por Vatanen en el '87), y una (para míGui?o horrorosa variante blanca y verde llevada por Auriol. En campeonatos regionales como el canario, pudimos ver una decoración Camel llevada por el tinerfeño Rivero (reproducida en el genial blog Decoslot de David Peinado, en la cual también pude ver la "33 Export" con espectaculares tonos rojos y amarillos) y alguna más. Como ninguna me convencía (salvo la Marlboro de Sáinz, pero lo estoy dejando, jejeje), decidí diseñar una en base a las calcas que tuviese por casa. Y aproveché las calcas Yacco que me han sobrado del Escort (que NO luce los tradicionales colores de la petrolera gala), tras mirar un poco por internet, encontrando esquemas como este:

Blanco, verde y amarillo tradicionales de Yacco

Decidido por fin a usar los colores típicos de esta publicidad, probé directamente sobre el coche, sin diseñar en el PC, una combinación que me gustase. Y la conseguí! Este es el resultado:

En esta ocasión, pocas fotos, pero suficientes para apreciar los detalles. Farera y retros pintados a negro brillante Humbrol, logos de ford en las llantas con acrílico azul, intermitentes con acrílicos rojo, naranja y eddingo plateado, marcos de las ventanas a edding negro. Las calcas son en su mayor parte comerciales de Virages (Yacco y Marlboro), junto con algunas caseras sobrantes de otros trabajos hechas por mi amigo Eduardo Pando. La bandeja de pilotos está pintada a acrílicos, con cintos de seguridad hechos con cinta aislante y cabezas de pilotos (creo) de Ninco.El barniz utilizado es el SPSIL, un poco agresivo con las clacas si no se tiene cuidado, pero con un brillo y un acabado más que aceptable.

Pues... eso es todo! Espero que les haya gustado este cacharrillo hecho a la carrera y que queden con ganas de más! En breve, nuevos coches salidos de la factoría Verstappen, el taller del S&B más precario y osado de este lado del Atlántico!

Feliz verano, compis!!


Comentarios