Viernes, 01 de mayo de 2015
Publicado por Verstappen @ 19:28  | Chapuzas S&B
Comentarios (1)  | Enviar

Saludos, hermanos de mano grande!

Volvemos con otro producto del S&B más atrevido y descarado de esta parte del Atlántico! Hoy presento de nuevo una carrocería de rallyslot 1/24, esta vez sacada de un kit de Tamiya, montada con un interior provisional y un chasis de RC que a mas de uno le sonará haberlo visto por aquí recientemente... Esto es Slot para Manazas, amigos, aquí lo aprovechamos todo!

El modelo que hoy nos ocupa es nada más y nada menos que el gran dominador del rallyslot de asfalto en Tenerife (y me imagino que en el resto del territorio patrio), un coche que rezuma agresividad y diseño de competición por cada uno de sus tornillos (reproducidos en plástico, claro está!), el Subaru Impreza WRC de 1998.

Las decoraciones de este coche, tanto en slot como en la realidad suelen variar sobre la bonita decoración oficial en azul "blue mica" de Subaru con los logos en amarillo fluor. Como quiera que dicho esquema, por muy bonito que sea, ha sido reproducido y exprimido hasta el extremo, desde el momento en que adquirí esta carrocería en un foro de slot (a muy buen precio, por cierto, 16€ con gastos de envío incluidos) tuve claro que mi unidad iba a levar un esquema de colores bien distinto. Después de pasarme una semana probando combinaciones en el PC, decidí dejarme llevar e ir probando colores sobre la carrocería, una vez dada la base blanca. Así, intuitivamente, pinté el capot y parte de la trasera en negro, y lo combiné después con amarillo fluor. El toque de rojo fluor (todas las pinturas, como no, spray Pintiplus del chino) en frontal y laterales fue una prueba que me gustó, y una vez pintados igualmente de negro los cubrefaros delanteros, toma de aire del capot, retrovisores y alerón decidí que ya estaba bueno. El color ya estaba decidido, y me gustó la agresividad que desprendía, a la par que la limpieza de la separación de colores. Ahora, había que decidir el "vestido", lo cual resultó sencillo una vez pasados a la plantilla del PC los colores que había aplicado. Publi de la bebida energética Rockstar (cuyo logo me gusta mucho), lubricante Motul y un guiño al gran Valentino Rossi y su publicidad de Beta en casi todos los coches de rally que ha llevado. Aquí se notó bastante la influencia de mi hijo, que como ya dije en otra entrada se me ha hecho fan de los coches de "Il Dottore" y me pidió insistentemente que hiciese "un coche Ninorosi". Como cualquier padre halagado, no pude negarme...

Decidida y diseñada la deco, contacté con mi amigo y socio Eduardo Pando para que me imprimiese las calcas y una vez las tuve en mi poder me puse a aplicarlas con esmero, aunque como es demasiado habitual en este taller, con demasiada precipitación, lo que provocó algún problema que ha sido adecuadamente disimulado. Para las fotos le he acoplado, además del chasis de RC de Mondo Motors, un interior de lexán que originalmente adquirí con el Peugeot 307 WRC que había montado provisionalmente en el DS3 adaptado a Slot que vimos hace unos artículos por aquí. El resultado es este:

Cambiando un poco aquella frase del Romance del Mio Cid, "Qué buen coche, si buen piloto tuviese!". Lo cierto es que este cacharrillo lo tendrá de momento algo dificil para ser mecanizado, pues ya estoy preparando mi primer WRC integral, que en estos momentos viaja desde la Península acompañado de su chasis (ya los veremos con detalle muy pronto), y dudo mucho de que el presupuesto me permita montar y mantener dos WRC al tiempo. Pero de momento, para regalarme la vista, aquí tengo ya mi Subaru!

Espero que les haya gustado. Por favor, ténganme cuidado en la carretera este puente, que los quiero a [email protected] aquí de vuelta para seguir disfrutando del S&B más cutre y atrevido al oeste de África.

Un abrazo!


Comentarios
Publicado por NegociosOnline10
Domingo, 24 de enero de 2016 | 11:08

Hacia mucho tiempo que no escuchaba hablar de este coche y este modelo. Soy una gran aficionada al mundo del motor. Enhorabuena por el blog