Lunes, 31 de marzo de 2014
Publicado por Verstappen @ 0:10  | Tutoriales
Comentarios (0)  | Enviar

Saludos, hermanos de mano grande!!

Hoy empiezo, por petición popular de algún compañero del foro (no saben la ilusión que me hace! Muchas risas ), una serie de pequeños tutoriales para compartir el Garfio's Style, o lo que es lo mismo, el proceso que uso para pintar y decorar los coches. Como siempre en este blog, no ocultaré que el mío es un proceder con medios precarios, producto de la crisis, jajaja, pero que eso no nos detenga, esto es s&b para manazas!!

He decidido hacer varios posts pequeños en lugar de un solo hiper-mega post, para que sea más facil seguirme el rollo... digo, exponer el Garfio's Style. Intentaré poner fotos, aunque hay cosas de las que no tengo, pero bueno, ya lo iremos solucionando, jejeje. El primer capítulo está dedicado a la primera fase que afrotamos cuando decidimos destrozar, digo, adecentar un coche: el desmontado y despintado.

En primer lugar, un pequeño consejo obvio: con las herramientas adecuadas, las cosas son más fáciles y el resultado, mejor. Pero no vamos a perder nuestro espíritu: si no lo encuentras en el chino... no nos vale! :P No, es broma. Obviamente, si puedes conseguir herramientas especializadas para esto, te quedará todo mejor. Pero si eres un manazas como un servidor, y encima con poca pasta, déjame que te cuente...

1. DESMONTADO

Necesitamos: Destornillador de varias cabezas, punzón o similar, cúter, vasitos de plástico o similar

El primer paso es desmontar el coche, y para ello necesitamos dos cosas: las herramientas que pongo  más arriba y mucho, mucho cuidado. Es muy frecuente romper cosas al desmontar un coche. Hay que tener especial cuidado con los retros, intermitentes y cristales. Un consejo: intenta eliminar el termosellado (el "tope" de plástico derretido que mantiene las piezas en su sitio) con el cúter o, si te atreves, con un puzón u hoja caliente (de nuevo: mucho cuidado!) antes de "hacer palanca". Los cristales y los pasos de rueda te lo agradecerán. Empuja con suavidad los faros e intermitentes, y apoyalos en algo antes de hacer fuerza para evitar que se partan. Si puedes hacerlo con la punta del destornillador, mejor que con el punzón. Una vez desmontado, mete las piezas pequeñas en algún sitio. Yo uso un vaso pequeño de plástico, de esos de chupito. Así me aseguro que, al montar de nuevo, no haya ningún "ooops!!"

Otra cosa! Si estás desmontando un coche y te estás diciendo: "joé, qué complicado, qué cantidad de piezas" (como me vi yo con el Corvette de Fly que enseñé el fin de semana)... sácale una foto! Así recordarás dónde iba casa cosa. También puede serivrte hacerte un esquema o algo similar, pero creo que con los móviles de hoy en día, ua foto te resuelve la papeleta.

Toda la suspensión e interior se desmontaba... foto!            Despiece de un Fiat Punto de Fly los tornillos, intermitentes, alerón y faros, al vasito!

Y una vez desmontado, toca una de las partes más laboriosas: despintar!

2. DESPINTADO

Necesitamos: Alcohol de quemar, alcohol de 96º, cepillo de dientes, acetona cosmética, trapo limpio, lija suave, hoja rascadora, punzón

Antes de empezar, quiero aclarar que no hace falta todo lo que pongo arriba. Eso es una lista "completa", ordenada por "dificultad" de despintado. En primer lugar, hay que observar el estado previo de la carrocería. Si es nueva o ha sido pintada con anterioridad, si viene lacada o con acabado "así ya vale". Ten en que, aunque sea obvio, a mayor calidad de pintura previa, mayor dificultad para sacarla. Y mayor "curro" te vas a tener que pegar. Para empezar, vamos a suponer que tu carrocería es nueva.

En primer lugar, tenemos que meter la carrocería en remojo con alcohol. Hay un alcohol de quemar (pídelo tal cual) que suele encontrarse en cualquier ferretería y (si!!) en muchos chinos. También he oído que se vende en mercadona, pero yo no lo he visto. Es un alcohol menos agresivo, en el que puedes meter una carrocería durante horas sin que reciba daños graves (salvo que, mucho ojo, haga mucho calor, en cuyo caso mejor estate pendiente!). Por contra, hay tampografías y barnices que lo aguantan muy bien sin dañarse, por lo que puede que tengas que pasar al alcohol de 96º, el de toda la vida (el del "sana-sana"). Normalmente tampoco ataca al plástico, pero un consejo obvio: contrólalo de vez en cuando, vigila la carrocería y no la dejes a la buena de dios. El tiempo que necesitas de remojo, como ya dije, varía según la marca y el acabado, pero a modo orientativo podemos establecer, basado en mi experiencia:

Openslot, ARTIN y similares (calidad "oriental"): 5-10 minutos

Scalextric, tecnitoys, altaya (calidad "acabado normalito"): 20-30 minutos

Fly (calidad nivel infernal): HORAS...

Hay otra cosa a tener en cuenta: qué color vas a darle después. Por ejemplo, al despintar el Corvette (de Fly) sabía que iba a darle un blanco brillante de base, por lo que me limité a esperar hasta que la capa de detalles en negro desapareció, puesto que el amarillo no iba a interferir en el blanco. Si hubiese querido despintarlo todo, puede que hoy (desde el sábado) estuviese empezando a pintar el coche...

Suponiendo que la pintura se ablanda tras su correspondiente rato en remojo, la eliminaremos con un cepillo de dientes, un bastoncillo de oidos o un trapito seco y limpio. Cuidado con los trozos de pintura que, una vez desprendidos, se queden pegados a la carrocería por otro lado, podrían suponer un problema más tarde. Mejor dale de vez en cuando una pasadita con un poco de alcohol o qué narices, mételo en remojo un momento de nuevo para que todos los trozos de pintura se separen. Si la pintura se ha desprendido bien de toda la carrocería, felicidades, lo hemos coneguido y podemos pasar al siguiente paso. Pero.. ¿Y si no?

Atención amigos del s&b para manazas: Empieza la parte bizarra! Puede que haya zonas del coche en las que la pintura resista. O puede ser que la pintura (Fly) sencillamente siga igual. Habrá que pasar a medidas mayores. Podemos aplicar, con un trapito, algo de acetona, pero cuidado, muchas carrocerías están hechas de acetato o similar... notas la semejanza entre nombres? Bueno, el Capitán Garfio no es químico, así que no puedo explicar exactamente por qué,pero el caso es que puede "comerse" o "quemar" la carrocería, con nefasto resultado. Por eso NUNCA metas una carrocería en remojo con acetona, por más que la pintura no salga!! La acetona ablanda la pintura, por lo que puedes remojar un poco la zona con el trapo humedecido en ella, para luego pasarle el mismo trapo o, si no funciona, una lija suave. Si arreglas la zona con la acetona, pues bien, pero recuerda que mietras esté húmeda con ella, puedes dejarle a la carrocería unas bonitas impresiones de tus huellas dactilares (deco CSI?). De nuevo, amigos, cuidado!!

Supongamos que la puñetera pintura sigue sin salir. Esto puede deberse a que el barniz todavía no haya sido vencido por tu artimañas, y pasa mucho, por ejemplo, con los Fly. Hora de lijar. Usando lija suave, ya sea en papel, esponja o taco, pásale a la carrocería hasta que empiece a levantar un polvillo blanco, aunque la pintura siga debajo. Lija con cuidado y quitarás el barniz. Entonces puedes volver al alcohol, pero si la carrocería ha estado demasiado tiempo sumergida, puede no ser una buena idea. Lija un poco más y acaba con la pintura o déjala así. Y llegamos a la última consideración del lijado: de nuevo, piensa qué color quieres darle. Si es un color más oscuro que el original, cubrirá bien la pintura con pocas manos. Si es mñas claro... ya te daré trucos en el apartado de pintura. Pero lo importante es que la textura de la carrocería sea homogénea para que la pintura la cubra igual de bien en toda su extensión. Si lijar una parte, intenta lijarla toda. Presta atención a las zonas en las que el barniz no se irá (marcos, ranuras en la carrocería, curvas, etc.) y piensa que si las dejas así, en esa zona la pintura no agarrará igual. Incluso puede que la tampografía aparezca en relieve e la pintura que tú le des luego. Así que recuerda: homogeneidad. Pasa el dedo por todas las zonas de la carrocería, la sensación debe ser la misma, si está demasiado lisa... lija de nuevo! Tiene que ser un poco áspera al tacto, como prueba de que el barniz se ha ido. Para las zonas muy rebeldes, puedes usar el puzón y/o la hoja rascadora, pero eso es el último recurso, puede arañar tu carrocería y hacer un auténtico estropicio! Recuerda lijar para homogeneizar la pintura tras atacar con objetos punzantes.

Este Enzo no necesitó de mucho drama. Cinco minutos en alcohol y una pasadira de lija muy suave. Los detalles sin despintar es porque iban a ser cubiertos por la pintura base.

Si tu carrocería ha sido pintada con anterioridad, pues pasará algo parecido: depende del buen o mal trabajo previo que lleve. Si lleva un par de manos de pintura y barniz, se despintará más o menos siguiendo los pasos de arriba. Si lleva, como en el caso de mi Porsche 911 GT3, 5000 manos de pintura y un extraño potingue pegajoso encima, tendrás que lijar, acuchillar y hasta suplicar, jejeje. En el caso de ese Porsche, por ejemplo, ablandé la pintura con acetona y luego lijé como un condenado, pero en muchas zonas tuve que raspar la pintura y lijar después para disimular el ataque.

Bueno, amigos de mano grande, aquí termina esta primera parte del Garfio's Style. Si te ha ido bien, ya tienes una carrocería pelada y homogénea, lista para recibir su pintura. Pero de eso hablaremos en el siguiente tutorial.

Hasta entonces, un saludo!


Comentarios